Hoy, 23 de noviembre, hemos realizado la 2º estapa de nuestro tan ansiado camino, el Camino de Jesús.

Al comenzar la mañana la lluvia nos acompañaba y no sabíamos si podríamos llegar a cumplir nuestro objetivo. Recorrer los 6Km previstos con chubasqueros, paraguas y mochilas nos parecía algo descabellado ya que el camino estaría embarrado y no podríamos disfrutar del entorno ni del sentimiento que te invade cuando te pones en camino, así que, decidimos refugiarnos en una bonita iglesia y sellar nuestras compostelanas mientras leíamos las Bienaventuranzas del peregrino.

Al salir de allí, la lluvia había cesado y la alegría nos invadía de nuevo, íbamos a intentar realizar nuestra etapa.

Bajamos del autobús, nos ponemos el chubasquero y tras cruzar el puente Medieval donde da comienzo el camino, el cielo se despeja y nos da una tregua para poder comenzar.

Caminamos todos juntos, cantamos, observamos todo lo que nos rodea, nos cansamos, descansamos y mientras tanto y sin apenas darnos cuenta, ya hemos avanzado 2km y la lluvia está lejos. ¡El cielo está claro y a lo lejos brilla el sol!

Somos pregrinos sí, y en el camino nos conocemos un poco más a nosotros mismos, conocemos mejor a nuestros compañeros, profesores y familias y además aprendemos a superar las adversidades para llegar hasta el final.

Estamos cansados y se empieza a escuchar esa frase tan conocida: – profe, ¿falta mucho?, – ¿cuándo llegamos?… pero aún así, seguimos cantando, caminando y sonriendo hasta el final del trayecto.

Por fín llegamos a nuestro destino, hemos recorrido los 6Km que nos habíamos propuesto y además la lluvia se ha olvidado de nosotros.

Así que, hemos llegado a la conclusión de que cada trecho recorrido enriquece al peregrino y lo acerca un poco más a hacer realidad sus sueños.

¡Hoy, los alumnos de 2º de Primaria nos sentimos orgullosos de formar parte de este bonito proyecto!

¡PONTE EN CAMINO!

(Visited 17 times, 4 visits today)